Perfect Gentleman

Muy buenas a todos.
¡Cómo se nota que ya estoy de vacaciones! Las ideas vuelven a fluir y no he parado de dibujar y escribir en este segundo día de descanso.
Sueño con un mundo ideal. Como diría Martin Luther King, “tengo un sueño”.

Un lugar en el que no se tengan que volver a ver o escuchar idioteces como por ejemplo “Una empresa liderada por una mujer”, “Un homosexual al frente del grupo”, “Tal o tal deportista es transexual”, “Tal mujer deja su pasado bisexual al casarse con un hombre”…

Por no decir que sería maravilloso que aberraciones de la naturaleza humana, tales como el Toro de la Vega, o cualquier tipo de disfrute en el que un animal (un ser vivo sensible) tenga que resultar maltratado hasta la muerte, desapareciesen de una vez por todas.
Algunos dirán: “Pero es que si desaparecen las corridas de todo, se irán a la mierda cientos de empresas que se dedican a ello, llevando a mucha gente al paro”.
Pues mira, no me dan ninguna pena las empresas que mueven un espectáculo en el que se utiliza a animales para el disfrute bárbaro de miles y miles de personas. Al igual que como con los cerdos, vacas, patos, pollos, conejos… los toros pueden ser perfectamente criados para ser utilizados como alimento, sin necesidad de recrearse en el sufrimiento tan ridículo, antihumano y casi demoniaco de aplaudir durante una corrida de toros. Además, el mundo avanza, las costumbres cambian y ciertas profesiones desaparecen. ¿Por qué no avanzar?

6a00d8341bfb1653ef01b8d1759248970c
Después de esta pequeña introducción anti-taurina, tengo que deciros que, al pensar en lo bonito que sería el mundo si tantas cosas de esas se hicieran realidad, recuerdo a cantidad de “insultos” que he llegado a recibir por diferentes motivos: un malentendido, alguien escucha una conversación a medias, alguien toma como verdad algo que se dice como broma… e incluso a veces he recibido insultos por sólamente ser hombre, homosexual de raza blanca.
Me han llamado racista, fascista, xenófobo, homófobo, machista, sexista, rojo, nazi, violador en potencia, sexista, opresor… y tantas cosas lindas por tener una opinión en un determinado momento que no ha cuadrado con la persona que tenía delante, o, como en otro tantos casos, porque una conversación que supuestamente es graciosa y/o simpática deja de serlo por un motivo que no alcanzo a comprender.

No quiero echarme flores ni nada por el estilo, pero creo que soy un buen defensor de los derechos de los hombres y mujeres de este planeta, que deseo que todo el mundo tenga libertad a la hora de actuar y tomar decisiones, siempre y cuando sus decisiones no pisen ninguno de los derechos humanos fundamentales. Deseo y busco la igualdad entre hombres y mujeres, y hay que tratar a ambos por igual.
De hecho, algunas de las figuras de referencia en mi vida, empezando por mi madre, SON MUJERES. Siempre habrá algún mente-simple que piense que es el tópico gay en el que un chico homosexual adora a sus divas gays tipo Madonna, Britney Spears o Lady Gaga, pero, a mi parecer, no es así.
Frida_Kahlo,_by_Guillermo_Kahlo
Si nos centramos en el arte, admiro a la gente que hace algo diferente, que hace que la creatividad avance y surjan nuevos mundos e ideas, por lo que siento admiración por personajes como David Lynch, Björk, Lars Von Trier, Frida Kahlo, Kim Ki Duk, Prince, Anohni… es decir, para que se entienda rápidamente… Me da completamente igual si el que crea es hombre o mujer. Lo importante en el arte es la creación.

Esto no quiere decir que no haya que LUCHAR por la igualdad de derechos. Esto último es importante decirlo, porque una cosa es el ideal y la utopía en la que nos debemos enfocar (en este caso, un mundo en el que una mujer se la considere apta o no apta para un puesto de trabajo de acuerdo a sus aptitudes, y no a si tiene vagina o unas tetas más o menos grandes… un mundo en el que los chistes machistas desaparezcan… un mundo en el que a una persona con rasgos árabes no se la mire jamás como un posible terrorista… un mundo en el que un chico pueda dedicarse a lo que le de la real gana, sin que nada importe si le guste acostarse con hombres, mujeres o con los dos a la vez…), y otra muy distinta es el método que tenemos para luchar contra la discriminación.

¿Queremos la igualdad entre hombres y mujeres? Pues luchemos contra aquellos que no lo quieren, y denunciemos los lugares en los que las mujeres reciben un trato vergonzoso.
¿Estáis cansados de que haya manifestaciones del Orgullo Gay en todo el país, pero a la vez deseáis que ninguna persona sea discriminada por su género o tendencia sexual? Pues mientras haya sólo un agredido en las calles del mundo, mientras siga habiendo padres que expulsan a sus hijos de sus casa, mientras siga habiendo jóvenes que se quitan la vida porque no se sienten aceptados en su entorno… mientras siga habiendo TODO ESO, creo que se tendrá que seguir luchando.

1345064545907-251870_504885559537562_552900314_n

No me gusta que existan mujeres (pocas, pero las hay) que, por el simple hecho de ser hombre, ataquen. Puedo comentar un caso que me pasó hace ya unos ocho años. Estaba visitando a una amiga fotógrafa en el estudio donde trabajaba (realizando fotos de carné, comunión, boda…) y llegó una clienta. Me quedé a un lado para que mi amiga atendiese a la mujer. Mientras realizaba las fotos, empezaron a hablar del típico lío que hay con los sustantivos en femenino de algunas profesiones, en el que ciertas profesiones no poseían un femenino propiamente dicho, sino que el nombre masculino se considera válido para los dos casos. De repente, la mujer me miró, y dijo que todo eso era gracias a la opresión que ejercíamos los hombres sobre el lenguaje, demostrando que incluso en cosas de ese estilo había machismo.
¿Mi respuesta en ese momento? Sonreír como un tonto, soltar una risa nerviosa y decir algo como: “Si a mi todo eso me da igual”.

5F9
Del mismo modo, no me gusta nada que se piense que, por ser español de raza blanca, ya uno va a ser racista.
No me haces caso porque soy negro, ¿verdad?” o “Te has colado en la fila por soy un sudaca.”, son algunas de las cosas que he tenido que oír… ¿EN SERIO? Porque dais conmigo que soy de los que se enfadan con los chistes racistas, y puedo decir que os equivocáis al pensar que yo soy racista, xenófobo o lo que queráis llamarme. Me da completamente igual si tu piel es oscura, clara, amarilla o azul, me da igual si tu acento es más de allí o más de aquí… me da igual si rezas a Alá, a Jehová o a Lady Gaga… EN SERIO, me da igual.
Si vas a tener un problema conmigo, que sea por algo de verdad, y no por que pienses que TODA la sociedad está en contra tuya.

Esto es un aviso para TODOS.
El mundo NO ODIA ni a los negros, ni a los chinos, ni a los gitanos, ni a los católicos, ni a los ateos, ni a los gays, ni a los hetero, ni a los trans, ni a las mujeres, ni a los cojos, ni a los heavys, ni nada.
El odio viene por el miedo a enfrentarse a una nueva realidad.
Lo desconocido nos impresiona, no porque no lo conozcamos, sino porque somos unos vagos de mierda que no tienen ganas de pensar en los demás, ni en querer hacer un mundo mejor para todos.

El odio viene de parte de gente que sólo sabe decir YO YO YO YO YO YO.

YO decido la educación de TUS hijos.
YO decido con quién tienes que compartir TU sexo.
YO decido en qué tienes que gastar TU dinero.
YO decido en cuál va a ser TU Dios.
YO decido cuáles son TUS labores como mujer.

wpid-photo-3-nov-2013-1243

Os tengo que confesar otra cosa…
Me ha pasado ya con varios amigos, en los que yo digo que actúo como un caballero con alguna amiga, por si está embarazada y le ayudo a sentarse o levantarse, por si le duele algo y le ayudo con el trabajo que esté realizando… y más de una persona me ha salido al ataque al decirme que ESO NO ES SER CABALLERO, sino que eso es ser persona normal, y ahí es cuando me pregunto: “¿En qué momento la conversación se tornó tan seria?” o “¿Acaso no saben con quién están hablando?”.
Obviamente, si no me canso de hablar del trato igualitario entre hombres y mujeres, veo absurdo y de idiotas el comportamiento caballeresco deoh, sujeto la puerta a las damas” o “bella dama, permítame poner mi chaqueta para que no pise este charco”. ¿¿En serio?? ¿En qué año creéis que vivo? xD
Más de un hombre o un mujer han tenido que sacar la mano del bolsillo o sujetar su smartphone con una sola mano para sujetar la puerta de salida de la estación, porque YO no soy el sujeta puertas de nadie. Me da igual estar rodeado por DIEZ MUJERES mientras yo estoy ocupando un asiento en el metro, si ninguna de esas mujeres está lesionada, embarazada, es discapacitada o lo que sea.

Si somos personas, SOMOS PERSONAS.
Es de persona normal respetar al resto de ciudadanos, independientemente de su género, procedencia, color de piel…
Es de persona normal cuidar de nuestros mayores, ayudar a los ancianos, facilitar el acceso a los minusválidos, procurar que la gente que cuida de bebés recién nacidos tengan acceso a sitios destinados para ello. ESO sí que es de ser persona normal, y me toca mucho los huevos que alguien diga que yo no soy así. Eso se llama PEREZA MENTAL, porque no saben mirar más allá.

knight_wands
Si yo soy un caballero, o un gentleman, es para ser un caballero de los de verdad, de esos que luchan contra las injusticias, que luchan contra la discriminación, que buscan la igualdad, que lucha contra lo maligno de la sociedad, que no se cansa de aprender y avanzar, de ayudar a los suyos, siempre con el firme propósito de hacer de este mundo un lugar mejor en el mañana.
Se os quiere mucho.
Igor.

PD: el título de este post se lo dedico a mi hermano Iván, que junto con su amigo Alberto hicieron un grupo llamado BREIM, en el que una de sus canciones se llamaba así.
Aquí podéis escucharla.

Anuncios

Una respuesta a “Perfect Gentleman

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo.
    No sé exactamente de qué época datan las torturas taurinas en este país, pero en la Edad Media uno de los espectáculos preferidos de la aristocracia europea (no sé si de toda Europa, de la inglesa seguro) era encerrar animales y ver cómo se mataban entre ellos (un oso y un mono, por ejemplo); así pues evolucionado hemos: en lugar de dos bestias salvajes, se disfruta torturando un animal salvaje a manos de una bestia. Si se hubiera puesto tanto empeño en preservar otras “tradiciones” seguiríamos bajo el autoritarismo. Oh wait…

    Las libertades… El eterno debate que no debería tener lugar. Libertad es no rendir cuentas, no dar explicaciones y no tener que excusarse. Y la definición del concepto es (debería) ser exactamente igual para cada uno de nosotros. Si la verdad fuera subjetiva la verdad no existiría, luego, una definición ha de describir la verdad de un concepto y, este, no puede ser distinto para cada individuo. Si esto fuera así, el ser humano entendería que las etiquetas (sexo, condición/elección sexual, raza, etc.) son la barrera de la libertad única para todos y cada uno.

    En el lado contrario tenemos la despersonalización: si en una empresa somos todos un número (con una sola etiqueta, la misma para todos en forma numérica) y no valoran nuestro caso único, exclusivo y personal nos sentimos ofendidos. ¿Entonces?

    El ser humano necesita las etiquetas. nos hacen sentirnos distintos, especiales, nos sirven para compararnos con el de al lado y establecer jerarquías, en las que por supuesto, yo que soy un ser único y “megachachi” merezco el trono en la cúspide; eso es lo que predican los “gurús”: todos somos protagonistas de nuestra maravillosa película/novela, héroes, eternos sufridores y luchadores, y todos encarnamos los más nobles valores. Y en este círculo vicioso criticamos y juzgamos a los demás no vaya a ser que nos hagan sombra.

    ¿Solución? Sé que me repito como el ajo: el término medio. Sí, todos somos maravillosos héroes de una historia increíble, no seré yo quien le robe las fantasías narnianas a nadie, pero nos falta ser conscientes de ello: TODOS. Quien se sienta a mi lado en el metro también lo es, quien se cruza conmigo por la calle también lo es, quienes esperan delante y detrás de mí en la cola del mercado también lo son, mi compañero de trabajo, mi jefa, la que limpia el portal por las mañanas y mi vecino al que no aguanto. Así que mi titular es “no le jodamos el cuento a nadie”.

    Excelente artículo, Igor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s