Evolución en 2015

Buenos días y felices fiestas.
Se acerca ya el fin de año y, pese a que no me suele gustar mucho hacer una revisión de datos y hechos sucedidos a lo largo del año que dejamos, me ha parecido curiosa la idea de hacer una especie de listado.

Para los que tendemos a ser unos bohemios melancólicos, a veces surge la idea de “qué pocas cosas han sucedido este año” o “este año 2015 ha destacado por X cosa“, dejando de lado varios hechos que merecen una mención. Muchos de ellos habrán influido poco en nuestra forma de ser, pero algunos de ellos son mágicos, y hacen que seamos lo que somos hoy.

De este modo, empecé el año proponiéndome ser un tipo duro, descubriendo mi amor incondicional por el licor de menta y disfrutando como un niño cuando Björk anunció su último trabajo Vulnicura. Además, saqué a la venta mi primer libro de relatos eróticosGénero Masculino“, unos pocos relatos a veces más llenos de fantasía que de sexo puro y duro.

En enero, tristemente, se dio el primer atentado de Isis en la capital francesa.

Llegó el segundo mes del año. Terminaba una de las mejores series de televisión que haya visto, American Horror Story Freakshow (si no la habéis visto, ya estáis tardando). También hice entrega de un regalo muy especial, un cuadro pintado al óleo para uno de mis mejores amigos, una personita a la que quiero mucho.

El ocio irrumpe en marzo. Me enamoro de un videojuego: Bloodborne. Conozco en persona a Sol Blanco-Soler, me dedica su libro y comparto un par de conversaciones con ella acerca de nuestra labor en este mundo, de lo que dejamos acá una vez nos vamos, y de lo que nos espera más allá.
Los Fitoterapia empiezan a sonar en mi vida.

Abril es uno de los meses más creativos del año. Saco a la venta la novela “La Catarsis de Hugo“, una aventura apocalíptica hecha con todo mi cariño. Además, mi amada Julieta Venegas anuncia que va a salir su nuevo disco “Algo Sucede“. El año, en cuanto a lo musical, no puede ir mejor 🙂
Además, Iker y el equipo de Cuarto Milenio traen a Madrid la exposición de Cuarto Milenio al Palacio de Linares. Quizá demasiado corta y cara para lo que se podía esperar de un programa que lleva tantas temporadas en televisión, pero siempre es agradable poder ver tan de cerca todo lo utilizado en un programa que ya es mítico en la televisión española.

Pero si hay un hecho que hay que remarcar con subrayador fosforito y música gregoriana, es mi primera exposición de cuadros, realizada en el centro cultural Santa Petronila, en Villaverde Bajo (Madrid). Fueron dos semanas intensas en las que pude acercar mi arte a mis amigos y familia. Algo inolvidable.

El quinto mes del año comienza con una dura enseñanza. Los errores cometidos nos acompañan durante la vida, y jamás sabremos hasta qué punto sufriremos las consecuencias. ¿Acaso nos merecemos todo lo que nos sucede? Da rabia pensar que jamás existirá una segunda oportunidad para nada en esta vida. A veces aprendemos demasiado tarde y no hay tiempo para los arrepentimientos…
Casi al finalizar el mes, junto al grupo Anaquel Literario, inicio la aventura de “Violeta de Manganeso“, una historia de fantasía escrita entre todos los miembros del grupo en el que yo escribí el primer y último capítulo. Toda una aventura 🙂

¡¡Y por fín llegan las vacaciones!!
Aprovecho el mes de descanso para poder practicar retratos a lápiz (siempre se me han dado fatal), y entre boceto y boceto, doy forma y finalizo una de las obras de las que más me siento orgulloso, el cuadro al óleo de “La Rueda de la Vida“.

¿Cosas destacables de junio? Mi visión del orgullo gay, la entrevista que me realizaron en Anaquel Literario acerca de mis obras publicadas, asistir a un concurso de monólogos en el que el genial Ignatius (loco de las coles) nos hizo reír con su peculiar sentido del humor, volver a ver a Los Fitoterapia, participar en la recaudación de fondo para que Shenmue 3 pueda ser POR FIN una realidad, y, lo más bonito de todo…
Por decir feliz que llevo 10 años junto a la persona con la que me complemento, mi perfecto compañero de viaje. Fran, te quiero.

Pero las vacaciones se terminan. Llega julio y aprovechamos un fin de semana para poder ir junto a mi primo y su novia a Robledo de Chavela, disfrutar de la playa en plena Comunidad de Madrid, ver el cielo estrellado como jamás se verá en la gran ciudad, ver de cerca las antenas de la NASA, pasar días inolvidables junto a gente inigualable…
Además, saco la que será mi tercera novela en el año: “Port Isaac“, libro que presenté al segundo concurso de autores indie de Amazon, pero que no gané ningún premio (oooh, que pena).
Para poder pasar mejor las penas, asisto a una boda hippie y descubro el cine de Pier Paolo Passolini.

Los meses pasan rápido, y entre unas cosas y otras Sinecdoche New York capta mi atención y me enamora…

y los hechos dramáticos y catastróficos llegan a nuestra vida. La muerte hace acto de presencia y trastoca nuestra realidad… pero la vida sigue y no podemos estancarnos en los hechos. Hay que seguir caminando.

Llegamos a octubre. Celebramos 4 años de casados, y espero poder celebrar muchísimos más.
Sale American Horror Story Hotel, y en esta ocasión Lady Gaga sustituye a la ya mítica Jessica Lange… ¿lo hará bien?, me pregunto. La respuesta es SÍ 🙂
Entre capítulo y capítulo me hacen un encargo, un cuadro llamado Laura que me encantó poder realizar.
Ah, y, aunque suene extraño, no puedo explicarlo de otra manera… Un joven chileno me enamoró a primera vista.
Su nombre: (me llamo) Sebastián. Música perfecta, original, como jamás había oído en mucho tiempo. ¿Por qué esta gente no tiene más bombo? Su música debería sonar en todas las calles y avenidas, deberías poder ir a Japón y escuchar su música en cualquier tienda que entrases.
Por favor, si no le habéis escuchado, hacedlo.

Se acerca el final del año. El mes de noviembre es mi mes 🙂
Un servidor llega a una nueva etapa en la vida. La treintena es ya una realidad en mi vida. Son sólo números que no sirven para nada, pero siempre hace ilusión decir “oh, ya soy un señor de 30 años” y ya… porque en serio, mucho números no sirven para nada.
En este mes suceden varias cosas: me regalan el Fallout 4, poso como modelo para la fotógrafa Nagore Martín, asisto al concierto de Vetusta Morla junto a mi hermano, veo el musical de la Familia Addams (representado por el grupo de teatro Amorevo), me reencuentro con unas antiguas compañeras de trabajo, veo dos cortos de un joven director y amigo mío llamado Fidel, vamos a ver a los luchadores de la WWE en el Palacio de los Deportes…
Y, tristemente, parte del mundo vuelve a oscurecerse por los trágicos atentados en París. Isis vuelve a actuar y hace una matanza en varios puntos de la ciudad.

Pero la vida sigue, y llega el último mes del año. El 2015 se acaba y toca empezar algo nuevo. ¿Qué traerá?
No lo sé, pero no me asusta lo desconocido. La verdad SIEMPRE por delante.
Por lo pronto, el mes de la Navidad nos ha dejado cosas magníficas como Star Wars VII: El despertar de la fuerza (y poder disfrazarse de Jedi o Sith para vivir aún más el frikismo), el cumpleaños de mi marido y descubro el arte de la fotógrafa Leila Amat (gracias David y Leyre por descubrírmela).

Seguramente pasen muchas cosas más hasta que termine el año, pero no deseo escribir más.
Si empecé el año decidiendo ser un tupo duro (y viendo mi estrepitoso fracaso), el año que viene decido ser un tipo mucho más normal.

1507764_10153128526310947_439904045704462625_n

Se os quiere.
Igor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s