Los Caballeros del Zodiaco, los fariseos y el sentido de la vida.

Buenas noches.
Me fascina la vida, me encanta ser un ‘ser humano’. Es algo que jamás se volverá a repetir, porque tan sólo tenemos esta vida.
Igor nació en 1985, y quién sabe cuánto vivirá. Quizá muera al terminar de escribir esta entrada, quizá sea mañana, quizá quizá quizá… jamás lo sabremos.
Tenemos ante nosotros la vida, repleta de posibilidades y dificultades, obstáculos que hemos de solventar para llegar a eso que queremos ser… pero, ¿qué es lo que queremos ser?
Hace unos días recordé los días en los que estaba en preescolar o primeros cursos de primaria, y vino a mi mente un día (o varios) en el que la profesora nos pidió dibujar qué era lo que deseábamos ser de mayores. Mi respuesta, en forma de trazos, fue, por un lado frutero, y por otro lado leñador.

Quién sabe. Si me lo hubiese propuesto quizá hubiese terminado así :-P

Quién sabe. Si me lo hubiese propuesto quizá hubiese terminado así 😛

Lo cierto es que no son unas grandes aspiraciones comparadas con otras cosas, tales como ser futbolista, programador de videojuegos, astronauta o médico. No sé que demonios pasaría por mi mente en aquella época para tener esos deseos, pero así era.
Con el tiempo crecemos, nos fijamos en otras cosas, estudiamos y buscamos un trabajo.
Hay gente que tiene suerte, pero otros son llevados por el viento de los acontecimientos y deben sobrevivir en esta vida trabajando para ganar dinero. ¿Qué sentido sacar a todo esto?

En mi caso no me siento así, pero hace poco tuve una conversación que me invitó a pensar sobre el valor que damos a esta vida. Paso a narrar, tratando de ser lo más discreto posible, lo que sucedió.
Hacía tiempo que no hablaba con esta persona (2-3 años) y lo poco que sabía de él era su edad, que vivía con sus padres, y que era súper tímido. Al poco de empezar a hablar la charla derivó en nuestras aficiones. En mi caso, dije que últimamente me había dado por ver anime, y este chico me preguntó que qué era lo que estaba viendo. Mi respuesta fue “Los Caballeros del Zodiaco”.

De pequeño mi favorito era el tercero, Hyoga de Cisne :-) Aunque ahora mismo prefiero a otros...

De pequeño mi favorito era el tercero, Hyoga de Cisne 🙂 Aunque ahora mismo prefiero a otros…

 

Casualidad o no, resultó que este chico ERA muy fanático de dicha serie, pero que lo había tenido que dejar de ser. Entonces mi curiosidad se disparó. ¿Cómo alguien tiene que dejar de ser fan de Los Caballeros del Zodiaco?
Su respuesta fue clara: “Tuve que deshacerme de todos los mangas, dvds y muñecos por mis creencias. Era una serie muy violenta“.

¿¡Por sus creencias!?
Así es. Y no, el chico no vendió todos sus productos frikis a un coleccionista, no. El joven los tiró a la basura, destrozando y reduciendo a cero algo por lo que otros habrían pagado cientos y cientos de euros.
Y el motivo por el que no los vendió fue claro: “No sería lícito sacar beneficio con algo que yo considero dañino“.

Esta última frase fue la que me hizo pensar. Un chico joven, educado, amable con la gente, siempre dispuesto a ayudar… se construye una pirámide de valores y ES FIEL a dicha pirámide. Ya sea por el motivo que sea, por amor a Dios, a Jesús, a la vida o al Universo, esta persona es fiel a su propia filosofía de vida.

Todas las religiones y filosofías están repletas de fariseos, incluso el ateísmo. A la gente le encanta llevar la etiqueta pero no comportarse como tal.

Todas las religiones y filosofías están repletas de fariseos, incluso el ateísmo. A la gente le encanta llevar la etiqueta pero no comportarse como tal.

¿Y por qué hago incapié en el tema de la fidelidad?
Porque a todos nos encanta ser infieles a nosotros mismos. Todos conocemos a gente que desea dejar de fumar y jamás puede conseguirlo. Personas que presumen de las leyes de Dios y de lo que está bien o mal según Jesucristo, pero después dan las espalda a los mandamientos y las palabras de Cristo.

Para nada comparto las creencias del chico en cuestión, y no entiendo muy bien cómo alguien se puede deshacer de algo tan bonito, pero siempre que una persona sea respetuosa con los demás y no ataque o trate de imponer su forma de ver de vida ante el resto de personas, me parece magnífico.

Esta vida es corta, y deberíamos forjarnos nuestra propia forma de vivir antes de aceptar la que nos impongan. Seguramente varias personas que lean esto pensará que no tiene sentido lo que digo. ¿Cómo puedo decir que hay que forjarse nuestra propia forma de vivir, y aplaudo a alguien que actúa como actúa debido a sus creencias?
El principal motivo es porque debemos acercanos a nuestra felicidad auténtica, no a la fingida ni a la que dura apenas unas horas. La felicidad auténtica es la que se sientes cuando vives el presente, consciente, compasivo.

Magritte, y 'La Condición Humana'. Siempre que veo este cuadro pienso que nuestra mente es un lienzo en blanco en el cual interpretamos y hacemos nuestra vida.

Magritte, y ‘La Condición Humana’. Siempre que veo este cuadro pienso que nuestra mente es un lienzo en blanco en el cual interpretamos y hacemos nuestra vida.

 

Nada más que contar. Buenas noches 🙂
PD: De regalo, un video. Los Monty Python y su magnífica ‘Canción del Leñador’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s