Se extrañan

Miro las páginas de internet, y pienso en los que me rodean. Se enfadan, a ambos lados del rio imaginario llamado España, de que la libertad no es eso que esperabn, de que la democracia no es tan bonita como nos enseñaron en el colegio. Caminamos, la mayoría de nosotros, con vendas en los ojos, tapones en los oídos, y el camino bien marcado. Sabemos que ciertas palabras son propias de la izquierda. Sabemos que otras lo son de la derecha. Pero si las cambian de lugar, no extrañamos. Nos sentimos forasteros en nuestra propia ciudad.

Preferimos buscar culpables en la barra del bar, caminar por las calles y odiar a nuestros vecinos. Somos incapaces de ver el verdadero enemigo, ese que tantas veces mencionamos y pocas veces encaramos. Es necesaria una revolución. No se dará ahora, seguramente que no lo hará. Todo está en calma todavía. Hay familias que se les acaban las ayudas para poder comer, y sin embargo hay otras que se quejan de no tener diner,o y compran el último aparato de Apple.

Algunos, con ganas de atacar al gobierno, recurren al significado fantasioso de ‘democracia’, y este, supuestamente, es un sinónimo de libertad. ¿Desde cuándo? ¿Desde cuándo democracia significa lo mismo que libertad? En ninguna democracia del mundo existe absoluta libertad, en ninguna existe total libertad de expresión. Allá a donde vamos siempre nos movemos dentro de una obligaciones, y dentro de esos deberes y obligaciones podemos ejercer nuestros derechos. Así es como lo decidimos nosotros en las urnas, esas famosas urnas que son el sinónimo de libertad, de poder decidir nuestro futuro. El verdadero significado de democracia es:

democracia.

(Del gr. δημοκρατία).

1. f. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.

2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

Según la Real Academia Española. Sólamente significa eso, que el pueblo predomina a la hora de elegir gobierno. Se convocan elecciones, se vota y tenemos nuestro nuevo gobierno por otros 4 años.

El próximo gobierno sera mejor que el anterior, solventará los problemas que los anteriores dejaron, y si surge un nuevo problema, lo taparemos hablando de cosas del pasado, como siempre hacemos.

Y si nos cuesta llegar al poder, crearemos discordia, atacaremos a diferentes sectores y atacaremos con cosas también del pasado.

Y mientras estamos nosotros en medio, viendo este circo político en la televisión, los periódicos e internet. Lo comentamos en el trabajo y aseguramos que todos son unos “cabrones” por 1000 razones diferentes. y sin embargo, seguiremso quejándonos en el bar, en la cafetería, en cualquier parte menos en las calles. Nunca lo haremos en las calles.

Nunca lo haremos hasta que otro de el primer paso. Ese es el problema por el cual nunca empieza una revolución. ¿Y porque no ser uno mismo el que de el primer paso?

Un saludo, Igor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s