Arte escondido

Hoy seré breve en mis palabras. Trataré de no alargarme uniendo temas que tal vez no tengan mucho que ver. En esta ocasión trataré los temas aparte, empezando por Frida Kahlo.

La imagen que muestro viene en el libro dedicado a Frida de editorial Taschen. El cuadro se llama “Lo que el agua me dio” o “Lo que vi en el agua”. Puede aparentar ser un cuadro surrealista, y de hecho a Frida muchas veces se le cataloga como una artista surrealista, pero ella jamás se consideró surrealista, más que nada, porque según ella, sus cuadros mostraban la realidad que ella veía, sentía o captaba del mundo que le rodeaba. Así pues, lo que está claro es que, por muy surrealista que pueda llega a ser nuestra vida, es sólo nuestra visión de la realidad, no es la verdadera “realidad”.

Seguidamente tenemos Nights into dreams (o Journey of dreams, ya bien os guste la Dreamcast o la Wii) (si no os gusta ninguna de las dos, olvidaos de lo que acabo de decir ;P ). En este pequeño gran juego nos movemos en el mundo de los sueños, un mundo donde todo es ideal y donde los nightopians viven felices, pasándolo bien a todas horas y alegres por recibir las visitas de los niños que viajan al país de los sueños. Pero entonces sucede lo terrible. El mundo de las pesadillas ataca e irrumpe en el mundo de los sueños apagando la luz que poseía. Es entonces cuando Nights (el personaje morado que veis en la imagen), con ayuda de los niños protagonistas tiene que echar al ejército de las pesadillas de su feliz mundo de sueños. Como veis, podemos vivir en un país de felicidad (nuestra mente) que en el momento más inesperado, si bajamos la guardia, entrarán los monstruos, las pesadillas a hacer de las suyas.

Y por último otro videojuego, la saga Fallout (yo sólo he jugado a Fallout 3 y New Las Vegas). Se nos presenta unos Estados Unidos apocalípticos. La ley del más fuerte es la que reina. Radiación, muerte, engaños, guerras continuas… un sin fin de catástrofes se suceden a lo largo del juego, y ahí estamos nosotros, libres, como vinimos al mundo. Hemos de recorrer la historia que se nos presenta, pero nosotros somos libres de cómo recorrerla. O bien somos buenas personas, nos movemos por la compasión, la búsqueda de la paz y la justicia, y nos ganamos el cariño y el favor de las buenas personas… o nos dejamos llevar por el egocentrismo, por la ira, por el apego, por la desesperación y nos convertimos en unos seres malvados, temidos por los más débiles y buscados por los que aún creen en la justicia. Nos encontraremos con diferentes situaciones. Estaremos cerca del fascismo, del racismo, de la homofobia, del machismo, de la esclavitud, de la muerte, del asesinato, del consumo de drogas, de las mafias… y nosotros elegiremos a qué bando queremos pertenecer… Eso sí, todo será juzgado y se nos representará como karma, positivo o negativo. Todo lo que hagamos tendrá una repercusión en el entorno del juego y en nosotros mismos… aunque claro… es sólo un juego, no como la vida “real”.

Muchas gracias, y buenas noches 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s